Ese libro que CAMBIÓ TU VIDA PARA SIEMPRE


Ese libro que CAMBIÓ TU VIDA PARA SIEMPRE.




Todo los lectores, los voraces y los de apetito más moderado, tienen en su biblioteca, pero sobre todo en lo más profundo del corazón, un libro que les cambió la vida.

No necesariamente es el mejor que hayas leído. Probablemente no lo sea. Tampoco es importante que haya sido el primero, o el último, o el que leíste en un momento trascendente de tu vida.

El libro que cambió tu vida quizá no te atrapó desde la primera página. De hecho, lo libros, como las vidas, muchas veces se ponen interesantes en la página 40 o 50.

Si alguien te pregunta cuál es tu libro favorito es posible que menciones otro. Uno siente ciertas reservas porque quizá no se trate de un libro prestigioso. Y así como somos discretos a la hora de compartir nuestros pensamientos más íntimos con los demás, este libro no se expone a la mirada o la crítica de terceros.

El libro que cambió tu vida no te abrió la cabeza ni sanó tu corazón. Te dejó cicatrices.

Este libro no fue como una puerta abierta hacia un mundo nuevo, sino un cierre definitivo, inapelable, que te dejó afuera del mundo en el que vivías.

Seguramente leíste libros mejores, mucho mejores, pero ninguno como éste. Incluso es posible que hayas olvidado lo que el libro hizo por vos, o que lo hayas sustituido por otros; pero cuando lo ves sobre los anaqueles de tu biblioteca sentís un ligero estremecimiento.

No es fácil explicar por qué este libro cambió tu vida y no otro. Quizás hayas disfrutado de lecturas mucho más respetadas, más venerables; libros que te dejaron mucho. Pero éste es distinto a todos, porque vos también dejaste una parte tuya en él.

Su última página no te produjo felicidad ni placer, tampoco tristeza o desengaño, y ciertamente ningún orgasmo intelectual. Terminarlo fue más bien como recibir un hachazo en medio de la frente.

Otros libros te emocionaron, te asfixiaron, te hicieron sentir enojo, tristeza, melancolía, nostalgia, pero también consuelo, alivio, desahogo; te hicieron desear que sus páginas nunca se terminen. Éste, en cambio, te dejó algo más.

Por prudencia no voy a decirte cuál es el libro que cambió mi vida. Las referencias son lo de menos. Lo que sí voy a contarte es que mi libro y el tuyo comparten el mismo misterio.

Lo sé porque los dos, vos y yo, sentimos lo mismo.

Al cerrarlo supe que había ocurrido algo importante, como si mi imaginación hubiese renacido de algún modo. Ni entonces ni ahora tengo la menor idea de lo que dejé entrar al leer sus páginas; solo sé que eso, sea lo que sea, nunca se ha ido.




Libros extraños y lecturas extraordinarias. I Libros prohibidos.


Más literatura gótica:
El artículo: Ese libro que CAMBIÓ TU VIDA PARA SIEMPRE fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

Cristine Yudith Arevalo dijo...

sebastian, dejame decirte que los topics que abordas me encantaron, soy christine, admin de un blog espiritista junto con los chicos de la gran hermandad blanca aqui en españa; personalmente te seguire vale? paz ♥

Sebastián Beringheli dijo...

Me alegra que te hayan gustado, Cristine. Un cordial saludo.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Sidney Lanier.
Relato de Joseph von Eichendorff.
Índice de relatos góticos.

Microficción.
Relato de Robert Louis Stevenson.
Índice de relatos góticos.